Administración del conocimiento en la organización moderna

Administración de conocimiento en la organización moderna

Por Randolf Kissling
CEO Aura Interactiva

¿Está su departamento de Recursos Humanos preparado para responder a un entorno dinámico?

Multiplicación del conocimiento y su importancia estratégica

Cada vez es más común escuchar que las organizaciones están creando conocimiento a una velocidad sin precedentes, inclusive, es impactante conocer que en pocos años, la humanidad duplicará todo el conocimiento que ha acumulado a lo largo de toda la historia en un ciclo sin fin. También es impresionante ver cómo las fuerzas de desarrollo tecnológico, la competencia y la globalización aceleran enormemente este proceso.

Ante esta situación, las organizaciones se ven forzadas a administrar-además de sus activos fijos, capital y fuerza laboral- los recursos de conocimiento, la información y el aprendizaje. En muchas organizaciones, especialmente en el sector de servicios, el conocimiento está tomando una importancia mucho mayor como parte de la ventaja competitiva, que los bienes materiales o financieros los cuales tradicionalmente han tenido esta relevancia.

Las Juntas Directivas de las organizaciones modernas tienen como prioridad estratégica la utilización del conocimiento como una ventaja competitiva. Precisamente, de esta prioridad salen las directrices hacia la organización, especialmente hacia los recursos humanos, con el fin de capitalizar en resultados, el conocimiento que la organización ha desarrollado a lo largo del tiempo.

La transformación de la directriz organizacional al plan de acción departamental- el rol de Recursos Humanos

El reto principal de los negocios de hoy consiste en transformar las directrices organizacionales en planes concretos de capitalización del conocimiento y en resultados. A este reto se suma el hecho de que el conocimiento no necesariamente es el mismo para toda la organización, es decir, conocer la misión, visión y algunos aspectos laborales puede ser un requerimiento para toda la organización, pero cada departamento tendrá sus necesidades particulares y será evaluado de una forma diferente.

Por un lado, los empleados del departamento de ventas tendrán que conocer las características de sus productos o servicios, saber cómo diferenciarlos versus los competidores más cercanos y aprender las buenas prácticas de venta que se han acumulado de la experiencia de los vendedores más exitosos de la organización. Pero por otro lado, los empleados del área de producción deberán conocer cómo hacer el producto, cómo evitar errores, pérdidas y accidentes laborales.

Entonces, al ver los distintos departamentos de la organización como un conjunto, el departamento de Recursos Humanos tiene una tarea sumamente compleja, donde debe organizar:

Distintos departamentos y áreas de negocio

Distintos contenidos temáticos y objetivos de aprendizaje

Distintas habilidades y destrezas necesarias en los individuos

Distintos métodos de evaluación

Distinta localización geográfica

Distinta disponibilidad de tiempo de cada individuo

Presupuestos de capacitación muy limitados

Como si esto no fuera suficiente, la organización exige a Recursos Humanos resultados inmediatos. Recordemos que en el mundo globalizado, las organizaciones tienen que ser capaces de generar resultados a la velocidad más rápida posible y es allí donde surge la pregunta ¿puede Recursos Humanos manejar esta complejidad?…

Recursos Humanos: ¿puede manejar la complejidad?

Algunos departamentos de Recursos Humanos visionarios han acudido a la tecnología para encontrar ayuda en esta tarea tan compleja. Y tiene mucho sentido, otros departamentos de la organización ya utilizan tecnología para simplificar y reducir costos en tareas mucho menos complejas que las de Recursos Humanos.

Hay soluciones tecnológicas específicas para resolver la complejidad de la transferencia de conocimiento a nivel organizacional. Se conocen como Sistemas de Administración del Aprendizaje, comúnmente conocidos como LMS (Learning Management Systems).

Los LMS reducen dramáticamente los costos y complejidad de llevar conocimiento a toda la organización. Además, permite al departamento de Recursos Humanos enfocarse en dar sentido, propósito y relevancia a las iniciativas de aprendizaje, liberándolo de las tareas repetitivas, tediosas y onerosas de la administración manual del conocimiento.

Gracias a la facilidad de implementación, administración y cobertura, las iniciativas de capacitación administradas por LMS tienen continuidad a lo largo del tiempo, brindando acceso a capacitación para toda la organización, al mismo tiempo que se atienden las necesidades particulares de aprendizaje de cada empleado.

Si su organización está considerando utilizar un LMS para capitalizar el conocimiento en resultados operativos, considere los que le ofrezcan en términos generales:

Capacidad de organizar estudiantes en grupos, departamentos o áreas de negocio relevantes.

Capacidad de colaboración en línea.

Capacidad de realizar pruebas en línea y auto evaluaciones.

Capacidad de centralizar el repositorio de conocimiento y de centralizar los resultados de las iniciativas de capacitación.

Una amplia gama de reportes de desempeño, organizado de acuerdo con sus necesidades.

Integración de contenidos de formación virtual o e-Learning